viernes, 9 de abril de 2010

CLAUSTROFOBIAS FIRTH, MOFAS VELOCES Y GENIOS CATOBEPLAS


"Claustrophobia"


S
i me preguntaran cuál es el animador que más admiro, diría sin dudar que David Firth. No es muy conocido, no domina una técnica del más allá, no trabaja en Pixar ni en Disney, pero en verdad les puedo decir que su creatividad no tiene límites. Su mente me es sencillamente asombrosa.

Bueno, esta animación no es de David, pero sí de uno de sus muchos admiradores. El autor se llama William Smedberg, A.K.A. BlackMetalSweden. Con una trama bastante original, este jonvezuelo de 19 años capta la esencia misma de las animaciones de Firth, e incluso usa sus mismos soundtracks y su misma tipografía. Prácticamente podría decir que, si nadie me hubiera dicho, confundiría esta animación con unas de las de David. Esto entonces constituye básicamente un homenaje al genial creador de Salad Fingers.

La técnica es bastante buena, pues consigue la atmósfera necesaria y melancólica que se quiere. William delata su autoría con esa introducción, con la tipografía estática y con un concepto algo menos gore, aunque todo lo demás se mantiene bastante fiel a la personalidad de Firth. Mis respetos por ello, es un Duchamp de la animación, ¡jajaja!

Disfruta de este trabajo mientras preparo un especial de Salad Fingers para una futura publicación:

Claustrophobia


"The Proper Way"


Que esta animación sea un ejemplo de cómo hacer una inteligentemente. Lo primero que me llamó la atención de este corto realizado por Mathias Johansson, A.K.A. Magical-Arts, es que consiguió animar 2 minutos bien hechos en apenas 12 horas.

Para los incautos, les informo que pocas cosas son tan laboriosas como hacer una animación, sobretodo si es frame per frame. Es un trabajo tan engorroso a veces, que en ocasiones puedes tardar meses haciendo una animación de 5 minutos (y lo puedo certificar, me ocurrió una vez). Por eso el arma más poderosa de un animador es un lápiz óptico.

Aquí se nos muestra una mofa a las típicas caricaturas animé, en especial a Yugi-Oh (que nombre más raro...), en esos tradicionales combates en donde hay más cháchara que pelea. Y es justo en eso en donde Mathias hace uso del intelecto, pues logra combinar de muy buena manera la cantidad de diálogos y la cantidad de movimiento, animando lo estrictamente necesario. Por ello es que el movimiento lento de las tomas, las poses estáticas en las conversaciones y la compensación con el humor son estrategias clave en esta clase de trabajos.

Muy bien por Mathias, me gustó su labor:

The Proper Way


"Harry The Arlequin Baby"


En ocasiones me quedo sencillamente sin palabras cuando veo una animación como esta. Es que me es muy difícil no asociar esta clase de trabajos con el fruto de un genio. Ahora adivinad qué me ocurre cuando no es sólo uno, sino tres genios los que trabajan en conjunto. Peor aún, imaginad que es un solo genio que se cree tres...

Esta obra de arte de la animación 2D fue patrocinada por Aleksis E., A.K.A. Catobleper, de 23 años (se autodenomina como el sensitivo de la tríada); contó en actividades misceláneas con Sharkie E., damisela de 14 años de edad, conocida como Catoblefaux; y fue producida por Karri E., una chica de 23 años, A.K.A. Catoblepas, cuyo perfil tiene la curiosa cita de su autoría: "Nobody does drugs like the winners does". Eso me enamoró...

En verdad es una pretensión mía el analizar esta animación. pues el arte debe escapar del juicio de la razón y debe situarse en la sensación. Muy bien podría decir que el trabajo frame per frame del corto está hecho impecable y minuciosamente (lo cual hace que el archivo flash sea algo pesado). También podría decir que me encantó la forma en como la cámara siempre está en movimiento oscilante, que me enamoré del uso asertivo de los colores para hacer una representación psicodélica. Incluso podría decir que también es excelente en su concepto, en cómo narrar un parto de una forma tan poco tradicional.

Pero lo que más me gustó de todo es lo que no cae en tecnicismos. Es la atmósfera. Es ese difícil arte de conseguir que el espectador sienta algo en función de lo que ve. Sí, está animación es grotesca, extraña, psicodélica, bizarra, repulsiva; y esa es justo la idea: el conseguir transmitirlo es su genialidad.

Siendo franco, sospecho mucho de la tríada fantástica que está detrás de esto. Creo que es un único autor, pero en verdad es bastante complicado encontrarle. El perfil de Catoblepas nos remite al de Catobleper, el de éste nos remite al de Catoblefaux, y de ella llegamos a Catoblepas nuevamente. Tres son uno. Bastante cristiano este asunto...

Revisando sus trabajos he podido ver que el estilo de ilustración es el mismo, además de una sempiterna asociación fálica con cualquier cosa aproximada a un cilindro... Suelen hacer prácticamente todo frame per frame y hasta los preloader son muy elaborados. La verdad que todo es bastante bueno y creo que es mejor que vean el trabajo por sí mismos:

Harry The Arlequin Baby



ARTÍCULOS RELACIONADOS

1 comentario:

  1. La animación del arlequín me pareció genial

    ResponderEliminar

Dejad vuestro comentario libremente:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...