domingo, 28 de febrero de 2010

"EL SECRETO, LA LEY DE LA ATRACCIÓN". Comentarios.



En la antigua Esparta, sus guerreros decían que el campo de batalla se ensuciaba cuando hombres inexpertos luchaban en él. Las peleas no eran limpias, ni precisas, ni estratégicas. La carencia de técnicas de combate se hacía notar y así éste arte bélico perdía la sofisticación que sólo los mejores entrenados podrían disfrutar. Esto de “ensuciar un oficio”, debo decir, trasciende no sólo a la guerra, sino a todas las demás artes, incluyendo a la filosofía.


Hay personas inexpertas en el ejercicio mental. Filosofar, y siendo más particular, usar la razón, es un arte que requiere de cierta técnica también. La técnica más importante y a la vez más difícil, es ser extremadamente sincero.


Cuando una persona se dispone a reflexionar acerca de algo, puede caer muy fácilmente en ser un abogado de sus más profundos instintos; y esto envilece la búsqueda de las verdades, o por lo menos vicia las conclusiones a las que se llegan. Es así como las personas que le temen a la muerte, por ejemplo, argüirán probablemente, aún racionalizando sus ideas, a favor de la existencia de “un más allá”. Las personas que han sido víctimas de injusticias serán defensoras de doctrinas igualitarias, los de espíritu liberal encausarán su lógica hacia los placeres, y así muchos otros casos. Uno de los vicios más grandes y más difíciles de erradicar es el de moralizar los fenómenos.


Hagamos un ejercicio mental: Tu, estimado lector, imagina que me tienes al frente, cara a cara. Ahora supongamos que simultáneamente nuestra voz de la conciencia nos pide señalar hacia la derecha. Cuando eso ocurre, ambos lo hacemos, pero para nuestra “sorpresa” nuestras derechas parecen estar en direcciones opuestas, puesto que vuestra derecha apunta contrariamente a mi derecha. La pregunta es ¿quién tiene la razón?


La posible respuesta (y la más sensata) sería afirmar que “la derecha” depende del marco de referencia. Pudimos haber hecho este ejercicio con más personas, cada una dispuesta en un lugar diferente. Entonces, en el caso más general, ante infinitas personas, habría “infinitas derechas”. Todos tendrían la razón y ninguno a la vez. Como consecuencia, hay dos corolarios que se pueden extraer: en primer lugar, “la derecha” siempre dependerá del marco de referencia. En segundo lugar, y como efecto de lo primero, “la derecha” no existe como valor absoluto; esto es, “la derecha” no existe.


¿Y qué tal si hubiésemos hecho este ejercicio con la izquierda, o con el color blanco, o con la temperatura, o con la intensidad de la luz, o con árboles o con lo que escuchamos? ¿Qué tal si, en última instancia, lo hubiéramos hecho con el bien y el mal? El resultado hubiera sido el mismo: infinitos colores, infinitas izquierdas y bondades, todas dependientes de la referencias y de las conveniencias; ergo, todas relativas e inexistentes intrínsecamente.


¿Todavía no crees que lo bueno y lo malo no existe? Cuando consigas algo en el universo que sea bueno o malo per sé, algo cuya bondad o maldad no dependa de nada, que no esté sujeto a conveniencias, no sólo me harás retractar de mis palabras, sino que también habrás descubierto el sentido de la vida.


Ahora bien, el patrón de lo que es bueno y malo es lo que se denomina como moral. Dicha moral no es más que un consenso, artificial y arbitrario pero necesario, para que varias personas puedan vivir en conjunto. Son las normas de convivencia que se requieren para que ninguno violente el respeto del otro. Pero repito, son artificiales y arbitrarias, son un invento humano, imbuido en un acuerdo social.


Es en este punto cuando puedo hacer mi crítica hacia lo que está naciendo como una nueva “filosofía de nueva era”, conocida como “El Secreto: Ley de la Atracción”.


La supuesta Ley de la Atracción reza que todo atrae a su semejante. Aún más, son tus pensamientos los que atraen las cosas, como una suerte de “telekinesis metafísica”. ¿Quiero salud? Pienso en salud. ¿Quiero dinero? Pienso en dinero. ¿Quiero felicidad? Pienso en felicidad. Con tan sólo enfocar “toda la energía” en el pensamiento positivo, es decir, en lo que te conviene, lo obtendrás tarde o temprano. Entonces ¿por qué no tengo al lado una actriz porno? Eso lo pienso con todas mis fuerzas todos los días…


Ella es Velicity Von. La pienso y la deseo todos los días, con todas mi energías cósmicas. No entiendo por qué el universo aún no confabula a mi favor y me la coloca en mi cuarto.

Seré esquemático a continuación, porque así me regularé de escribir varias cartillas llenas de improperios hacia esta pseudo filosofía. Y eso que lo merece.


1) En primer lugar, ¿de dónde sacan que eso es una ley universal? ¿Sabrán en verdad lo que significa “Ley” en un argot riguroso? Significa que se debe cumplir en todos los casos, independientemente del marco de referencia o del contexto. Ni siquiera la Segunda Ley de Newton (o la Segunda Ley Universal de la Mecánica) es una ley como tal, porque no se cumple a velocidades cercanas a la de la luz.


Ya he comprobado que la Ley de la Atracción no es ninguna ley en vista de que no tengo una actriz porno al lado.


2) Para los incautos en mercadeo, debo decirles que colocar la palabra “El Secreto” es una herramienta de publicidad. ¿A quién no le gusta saber un secreto, conocer algo que nadie más sabe? Esto apela básicamente al gusto del humano por el poder. Si sabes “El Secreto” tienes poder. Esa es la conexión más lógica y profunda. Lo mismo lo aplican las religiones cuando te venden su verdad como “La Verdad”, haciendo la salvedad de que en el caso de la Ley de la Atracción intentan mercadearte un libro. ¿Quieres saber El Secreto? Compra el libro. Pendejas.


3) Fíjense que escribí “pendejas”. Sí, lo hice así con la intención de hacer notar que en su mayoría son las mujeres las que creen en estas boludeces. He pensado mucho acerca de por qué las mujeres son tan susceptibles de creer en zoquetadas, y todo apunta a que es debido por su naturaleza preponderantemente emocional. Un hombre es de mente estable, lógica, fría. La razón es su arma, y por eso le va tan bien en el mundo. La mujer, en cambio, está diseñada para sentir, para ser intuitiva, para dejarse llenar con la emoción del momento. Por supuesto, todos los hombres tienen algo de mujer y viceversa, y claro que hay hombres muy emocionales y mujeres muy lógicas, pero no es el común denominador.


Es por ello que la estupidez de la Ley de la Atracción (así como toda la serie de creencias y “filósofos” de poca monta) es particularmente popular en el mundo de las mujeres. Más de una vez he escuchado a féminas decir cosas como: “Hoy decreto que soy una mujer distinta, valiente, independiente. Mis deseos ya se están cumpliendo y el universo conspira a mi favor. Soy una mujer feliz.” Lee esto y reconocerás a una mujer con la profundidad de un frasco de compota. Y si es un hombre, no merece ser parte del género, es así de sencillo.


4) Ahora apuntaré al núcleo de la cuestión: ¿Por qué crees que el universo conspirará a tu favor? ¿Por qué a ti y a otra persona no? ¿Sólo porque te concentras y lo deseas? ¿Quién coño te dijo que los pensamientos “atraen”? Esto puede tener una interpretación ambigua, así que seré claro.


En efecto, cuando uno se mentaliza una meta en particular, lo mejor para ello es tener la mejor de las actitudes y aptitudes. Si quiero dinero, debo trabajar, ser comerciante, ser inversionista, o robarlo, lavarlo o ganar la lotería. Debe existir el dinero antes de todo eso, por supuesto, eso es importante.


Pero el punto es que la actitud hacia tu meta, siendo precisos, tu concentración, es sólo un apoyo mental, una herramienta que puedes usar a tu favor en conjunto con lo tangible (trabajar, estudiar, negociar, etc) para que consigas dinero. El más triste, negativo y nihilista de los hombres puede conseguir dinero si actúa con los hechos de manera asertiva. Visualizarte como millonario es solo un condicionamiento mental que te puede dar motivación, y que por lo tanto te ayuda, pero de ninguna manera corresponde a una ley mística de atracción. No hay forma de que ondas de energía cósmica, oriundas de tus deseos, viajen através del espacio, ayudadas por la conciencia del universo, para encontrar lo que anhelas y traértelo. Eso es creer en el dios sol, y habla mucho, por lo tanto, de tu mentalidad anodina.


Uno de los creyentes del "Secreto". ¡También se puede creer en Xenu eh!

5) Como introducción, os hice notar que lo nuevo y lo malo como tal no existe. Esto lo dije porque esta “filosofía”, al igual de muchas doctrinas farfulladoras, moraliza los fenómenos. Si un rayo le cae a una persona encima, no tiene mayor significado que el de un rayo cayéndole a una persona encima. No es un hecho bueno ni malo. Es el humano, como inventor de herramientas tangibles y abstractas, el que moraliza los fenómenos en función de su conveniencia. A partir de esto es que las personas podrían decir que “es malo que el rayo haya caído y haya matado a alguien, porque le quitó la vida a la persona” (porque su conveniencia se refleja en lo que significa para ellos la vida), o también podrían decir “que bueno que el rayo mato a alguien porque así esa carne alimentará a otros seres vivos” (porque su conveniencia les hace estar a favor de la naturaleza). De nuevo ¿quién tiene la razón?


Entonces os pregunto lo siguiente otra vez: ¿Por qué el universo debe confluir a lo que deseas? ¿En qué te basas para decir que tus anhelos son buenos, y así atraer otras cosas buenas? Lo mismo aplica para las cosas malas. Están moralizando los fenómenos. No hay mucha diferencia entre esto y la doctrina del Karma. La segunda mucho más elaborada, claro está, pero adolece de lo mismo. Afortunadamente está la Navaja de Occam para cortar las mentiras más emperifolladas.


Se moraliza aún más cuando se dice que una de las etapas para lograr la Ley de la Atracción es “agradecer”, Joder. ¿A quién le agradezco? ¿A la vida? ¿A Dios? ¿Al Big Bang? ¿A la naturaleza? ¿Al universo?. ¿Y qué debo decir? “Gracias deidad mística por darme la actriz porno que deseo, aunque eso implique que pueda tener sida, aunque eso implique que otro no la tendrá cuando yo la tengo, aunque eso implique que el universo se reestructurará pase lo que pase, muera quien muera, destrúyase lo que se destruya, para que yo esté complacido”. ¿Seré el único que ve la estupidez en esto?


6) Debo citar esto del libro: “La ley de atracción está siempre en funcionamiento, lo creas o lo entiendas o no, está siempre funcionando”.No hay mucha diferencia entre esto y un dogma religioso. Muy bien, da lo mismo que lo entienda o no, esto es así. Muy bien. ¿Por casualidad me iré al infierno si no creo en esto?


Se que puedo parecer muy riguroso y muy “cerrado”, tal vez muy viciado por la ciencia. Pero justamente, por mi carácter científico, no puedo ser engañado fácilmente. La ciencia reconoce su carácter limitado y falible, pero lo “poco” que te proporciona puede ser comprobado. Soy un defensor de las potencialidades del cerebro, soy un defensor del hecho de que lo que desconocemos supera con creces lo que sabemos. Pero precisamente a sabiendas de eso, no pretendo postular lo que desconozco, lo que no tiene base, lo que puede o no puede ser. Llamar a estas ideas “new age” como Ley de la Atracción es una irresponsabilidad, además de una trampa para incautos.


La ciencia y la filosofía dicen con mesura: “Los unicornios pueden o no pueden existir. Pero todo apunta a que no existen porque nadie los ha percibido, ni por los sentidos ni por la razón. Podríamos, empero, estar equivocados”. Las creencias y mitos dicen: “Los unicornios existen. Además son la causa de todo el universo. No puedes rechazar nuestra creencia porque no tienes pruebas de que no sea así. Además, si no crees, te enviamos al infierno. Y por si fuera poco, lo nuestro es un asunto de fe y como tal no puede ser rebatido con lógica”.


Todavía sigo sin ver a mi actriz porno…


ARTÍCULOS RELACIONADOS



Leer más »

jueves, 25 de febrero de 2010

BAJO PRESUPUESTO, AMOR Y MENESTERES DE NERDS


"Pie Hole"

Norman, a.k.a. Norboto, es el autor de ésta animación. Fue bastante sencilla de hacer: una sola pista de audio (probablemente en formato MP3, juzgando por la calidad y el peso de la animación), seis imágenes formato Gif convertidas en movieclips y listo. También la sincronización tiene su mérito, en conjunto con el hecho de que el sonido y la letra de tal magistral canción también es de la autoría de Norboto.

Así es, (casi) bueno, (casi) bonito y muy barato. Animación inteligente:

"Pie Hole"


"The love i'm searching 4"

Skaijo es una animadora coreana que confiesa no tener mucha experiencia elaborando escenarios en sus trabajos. Dispuesta a incrementar sus habilidades, se esforzó en este proyecto durante un año y medio. Debo deciros que el esfuerzo no ha sido en vano, mucho más que eso.

Existe una armonía muy estética entre los fondos realizados con fotografías e imágenes reales y los personajes directamente animados. El contraste logrado de esta manera está muy bien hecho, en verdad me gustó mucho.

Si les mola la canción que sirve de soundtrack, la banda es The Rentals:

"The Love I'm Searching 4"


"Nerd Issues"

Éste es un buen trabajo de animación. Israkore, el autor, consigue que el movimiento esté muy bien logrado, tanto así que se vale de este recurso para mantener el contraste entre el fondo y los personajes. Uno puede diferenciar claramente cuál es cual, técnica difícil de expresar a veces.

Y aunque puedo criticar el hecho de que a la animación le falta un preloader (sobretodo considerando lo relativamente pesada que es), debo reconocer que Israkore me ha sacado una sonrisa por dos razones: ¡Éste es su primer trabajo!, y además todavía recuerda el primer Game Boy, ¡jajaja! Mis respetos generacionales van con él.

"Nerd Issues"


ARTÍCULOS RELACIONADOS
Leer más »

domingo, 21 de febrero de 2010

TRÍO'S GENTLEMEN CLUB, AL DETALLE



Me siento al frente de la maquinita computadora ésta y me pregunto: "¿Por dónde comenzar chico?". La última vez que fui a uno de estos lugares impuros fue el año pasado, a Diva’s Night Club. En aquella ocasión la pasé muy bien, aunque surgieron algunos detalles que evidentemente debatí en asamblea extraordinaria entre mis cuates (la junta de villanos) para que no volviesen a ocurrir. Con todo y esto, Diva’s me había resultado ser una experiencia inolvidable, un reflejo condicionado positivo, un alegre anclaje mental.

Casi exactamente un año después, mis amigos malvados intentar pervertir de nuevo esta alma pura que les escribe. Pero esta vez no en Diva’s, sino en TRIO GEntlemen's Club.

La cuestión queda en La Castellana, en el Centro Letonia. Cuando el local está ofreciendo sus pecaminosos servicios, esta edificación está custodiada como si estuvieran cuidando al propio Chávez. Con mis impresionantes habilidades comando, pude notar que por lo menos habían tres anillos de seguridad: Uno afuera del Centro Letonia, uno afuera del local y otro dentro. ¡Faltaban francotiradores! Cualquiera creería que cuidan tesoros valiosos ahí. El Sr. Cualquiera creería bien…

La página web del local de TRIO Gentlemen’s Club es una bosta de vaca al sol. La información que te da el internet al respecto es una barquilla de heces, y el video de Ají Picante de cuando inauguraron el establecimiento es como beber del pocillo de “2girls1cup” (el video porno más asqueroso de la historia). Así que presta atención querido aprendiz, que la información del Gran Corvo pondrá a brillar tus ojos.

Puertas automáticas te dan la bienvenida al local. Los guardias hacen lo suyo: te revisan y te palpan a ver si no tienes ningún arma ni nada por el estilo, y por fortuna no te hacen sentir sucio y ultrajado, como suele suceder en este tipo de cosas. Un pequeño y estrecho pasillo que no parece prometer mucho a la salida te sorprende al final con el lugar en pleno. La decoración es magnánima, tanto, que me hallé diciendo a mi mismo “esto es arrechísimo”. Durante los primeros cinco minutos quedé embelesado con el estilo vanguardista, lujoso y moderno del local. Luego de eso, cuando ya comenzaba a preguntarme el por qué no estudiar diseño de interiores, fue que me percaté que una chica desnuda enseñaba sus cositas en un tubo vertical. ¡Ave María purísima, saqué mi rosario!

El local es como una especie de anfiteatro circular, con los asientos dispuestos en semicírculos concéntricos. En el centro, como es de suponer, ocurre el show de bailarinas, con dos batitubos enormes que sobrepasan con seguridad los diez metros de altura. Y cuando te cuestionas cómo pueden ser tan largos, caes en el hecho de que el lugar tiene un segundo piso. Y sí, los tubos esos tocan el techo del segundo piso. Pero ya os diré que tiene ese segundo piso, sigamos en el primero por ahora.

Vista de la baticueva desde el centro, donde están los batitubos.

Cerca del centro de la acción, está una barra principal con sus correspondientes barterders. La pared que está detrás de los bantenders tiene un diseño excepcional, con licores de fines decorativos y muchos bombillos pequeños dispuestos ordenadamente. Cómo podrás imaginaros, la pared cuenta con un juego de luces que titilan premeditadamente con colores como el fucsia, el morado, el amarillo o el azul. El efecto se vuelve asombroso cuando las luces conforman la palabra TRIO en letras grandes y la misma se mueve a lo largo de la pared en cuestión.

Hablemos del baño del primer piso también. Seré escueto: lujoso, limpio y bizarro. ¿Qué es lo bizarro? Bueno, en primer lugar los urinarios de caballeros que están pegados a la pared están separados por lo que parecían de lejos unas láminas reflectivas. Es decir, podías estar seguro de que nadie vería tu mascota si te disponías a orinar. La verdad es que no eran reflectivas nada, ¡eran transparentes! Esto me lo comentó uno de mis amigos villanos (llamémoslo el Hombre Masa), confesándome haberse sentido orgulloso de ver a su amigo un poco más grande y saludable en la superficie reflectiva. Luego se dio cuenta de que esa no era la realidad. Adivinen cómo…

En segundo lugar, el baño estaba vigilado desde adentro por un tipo que supuestamente tenía la labor de velar por el papel y la higiene. Bueno, creo que eso es una parafernalia porque a mi no me dio nada de papel. Más bien lo ví ahí, sentado, en un taburete atravesado en medio del baño, demasiado cerca de los urinarios y de los cubículos, en una actitud vigilante. ¡Joder! Casi no pude hacer lo mío con él ahí, es intimidante de verdad. Hasta da pena hacer ruido o sacar a pasear a tu león, corriendo el riesgo de que se te enamore el cuate. ¡Es incómodo chico!

Los mesoneros son bastante serviciales, a veces en exceso. Apenas das un sorbete a tu bebida y ya te están llenando el vaso de nuevo al tope. Un servicio de whisky adeco sale en 880 bolívares fortachones, así que no es nada positivo que se te acabe la botella rápido. A diferencia de otros lugares, aquí las chicas no vienen por sí mismas. En este caso debes contar con el servicio de los mesoneros de nuevo, los cuales pueden hablar contigo para decirte cómo es la movida, decirte cosas como “Están tímidos, ¿no les gustan las mujeres?”, “¿Qué pasó campeón?, ¿no te gustó la muchacha, que se te fue?”, “Esa es un caramelo, ¿te la traigo?”, entre otros.

Vale, ahora lo prometido: el segundo piso. Les cuento que nunca subí. Pero antes de que me lancen tomates, tengo información de primera mano de mis compañeros villanos que sí pudieron hacerlo. El segundo piso se accede por medio de una escalera de caracol que está justo detrás del show de los batitubos. Se ve porque lo que separa una cosa de otra es una elegante cortina semitransparente, finamente decorada con las luces dinámicas y el humo artificial del local. Algunos de mis pecaminosos compañeros disfrutaron de un bailecito privado y por eso tuvieron que subir. Lo extraño del asunto es que cuando vas a cancelar la cuestión, hay un tipo al final de la escalera sentado en una especie de escritorio de marfil, con una CAJA DE PANADERÍA para hacer los cobros. “¡Hasta te da vuelto marico!”- cito a Ra’s Al Ghul, uno de los villanos que fueron conmigo.

Vista desde el segundo piso.

Vamos a lo importante: las mujeres.

Como os dije, aquí los mesoneros tarde o temprano te traen a las pollitas, ¡así no las quieras eh! Conmigo, éramos seis los malhechores que estábamos esa noche ahí, así que nos tocaron seis damiselas respectivamente.

En contraste con mis compañeros, me tocó la “Madre Teresa de Calcuta” de las meretrices, la más pajiza de todas. Muy linda ella, es verdad, pero con la malicia de una persona que se ahoga con su propia saliva. Provocaba abrazarla y protegerla, más no darle cachetadas con la poronga. De todas formas, como no iba en son de tener experiencias cercanas del tercer tipo, me dio igual. Así que me quedé hablando con ella.

Tenía un delatador acento colombiano, así que por ahí comienzo a hilar mi cháchara con la señorita en cuestión. Me confesó que todas las chicas del local eran colombianas, que habían recién llegado a Venezuela, que algunos clientes la habían golpeado, que trabajaba todos los días menos los domingos, que su familia no sabía que trabajaba en eso y que había hecho lo mismo en Colombia, Panamá y México. Tenía 22 años.

¿Por qué me dijo todo esto? Bueno, soy un sol, así de fácil. Siempre inspiro confianza. Además, parecí todo un evangélico cuando le dije que tenía una relación con una señorita, que por eso no tendría nada meléfico esa noche, y que además no haría nada que ella no quisiere. Muy romántico yo, recordándole lo duro que es su vida y además dándomelas del cliente delicado. Tampoco le brindé ningún trago (es que el alcohol es malo vale...). En 20 minutos me dijo: “Voy al baño” y más nunca volvió, no se por qué.

Libre de lo que me parecía más una molestia que un placer, pude disfrutar del espectáculo. Si has visto Caballeros del Zodíaco será más fácil que entiendas que hay tres categorías de chicas: las de bronce, las de plata y las de oro. Si me captas bien, las de bronce son las “menos atractivas” (todas están buenas, todas), pero eso lo digo en referencia a las demás que trabajan ahí. Estas “chicas de bronce” son las que bailan a temprana hora, cuando todavía el local espera por más clientes. Las puedes ver por ahí paseándose cuando no están dando el show, caminando en ropa interior sexy pero no llamativa. A medida que avanza la noche observas a las “chicas de plata”, las cuales, si tienes buen sentido de la lógica, son mejores que las anteriores, tanto en apariencia como en desempeño en el show.

Respecto a las de oro… vi sólo a tres damiselas imponentes. Son tan imponentes, tanto, que la sola mirada basta para convencerte a los actos más lascivos. Lo digo en serio, es otro nivel de mujer de verdad, otra especie. Esculpidas a la perfección, la personalidad la transmiten a metros de su cuerpo. No lo digo en términos de enamorado, lo digo en términos de admirac
ión. Son impresionantes de verdad. Hasta se visten distinto y todo, con esas batas sexys abiertas que hacen las veces de capas. Todo un “caballero de oro”. Una de ellas dio un show magnífico en los tubos de la maldad. Lo que más me impactó es que subió más de cuatro metros de altura en uno de los tubos, se quedó suspendida en el aire agarrándose SÓLO con una pierna, y se dejó caer rápida pero elegantemente al suelo, con una voltereta, terminando con el estruendo grande de los tacones en el suelo. Eso fue lo más vívido para mi, cómo sonaron los tacones contra el suelo, cómo opacaron por dos segundos a la música de local que estaba a todo volumen. Cayó duró, y siguió como si nada. Estoy seguro de que trabajó en el Circo Du Soleil.

Algo curioso es que una muy buena amiga que conozco me había comentado días antes que quería hacer un curso de pole dancing. Mientras veía a la “chica Circo Du Soleil” no pude evitar recordarlo y carcajear, sobretodo porque mi amiga híper ventila al subir las escaleras del metro. Ella sabe que la quiero. Sigue cultivando plantas en tu tiempo libre linda, es mejor.

Sí linda, si sigues estos tips llegarás lejos, lo se. el que persevera vence...

Pero no os he contado lo más impactante: El Trono…

Cuando todos estaban en lo suyo, con esas chicas de moral distraída sentadas en las piernas, o sino chachareando entre camaradas, sacaron un trono del backstage. Sí, un trono. Acto seguido, un montón de humo artificial comenzó a salir por todos lados del escenario y todo el mundo enmudeció. Dos mujeres que no había visto antes salieron como protagonistas de la escena, en un atuendo bastante sadomaso. De acuerdo a sus comportamientos era fácil deducir que a una le correspondía el papel sumiso y a la otra la de ser dominante.

Ahora, en honor al pudor, para no caer en detalles, hagamos un ejercicio mental. Metamos en una licuadora a una dominatriz, a una sumisa, un buen dildo, un látigo, un trono, humo, luces, un silencio rotundo, a los caballeros de pie, el asco y asombro de la mayoría de las chicas (incluyendo a las de oro), gemidos, lamidas, embestidas, y al final, aplausos. Ya saben qué fue lo que pasó... E insisto en lo de los aplausos, porque es bien difícil que los caballeros aplaudan en lugares de ese estilo.

Hay tantas cosas que se pueden hacer en una silla (que no es más que un trono sin decoración), tantas… Volvamos al texto.

He aquí una imagen del trono. Saquen a las boludas de la foto.

Bueno, eso fue lo mejor de la noche, sin duda alguna. A esas criaturas infernales no las volví a ver, para mí que las tienen encerradas en una jaula hasta que llega ese momento, hacen lo que tienen que hacer, y pa’ la jaula de nuevo. Y no es para menos. Son como el maletín presidencial que activa las bombas nucleares; son menesteres que hay que tratar con cuidado.

Pienso he sido suficientemente detallado en este ensayo. Y para que sepas más deberás verlo con tus propios ojos. Ese local es lo máximo hijo, dificulto que haya uno mejor en Caracas, y sin intentar menospreciar el interior del país, dificulto que haya uno mejor en Venezuela. Tengo entendido que hay otros lugares en donde las damiselas son más liberales y desenvueltas, mucho más baratos y todo eso. Pero en categoría, decoración y calidad del servicio, TRIO es uno de los primeros, estoy seguro. Ya me da risa decir que Diva’s era buenísimo.

Lo triste de todo este asunto es que cuando salga a la calle y vea a cualquier chiquilla ufanándose de ser atractiva o lujuriosa, voy a sentir una profunda vergüenza ajena, además de una mofa hacia uno mismo por martirizarnos tanto a veces por esas pendejas. Pero no quiero sonar como una patán, ¡lo importante son los sentimientos eh!... (aquí pueden imaginar que pasa una bola de pasto rodando en una calle solitaria).

Un abrazo camaradas.



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Leer más »

sábado, 20 de febrero de 2010

NAVIDADES ANIMADAS ET COMME UN POISSON


"A Gift to the Face"

Es realmente un poco tarde para publicar los especiales de navidad de Newgrounds, pero pretendo excusarme al hacer ver que esto es la consecuencia de que las entregas animadas sean semanales, y !hay mucho material!

Franky Stanton (a.k.a. StickDinosaur) realizó este simpático corto demostrando en breves segundos que es un buen animador. De hecho tiene un reel en youtube en donde se muestra parte de su portafolio.

¿Si fueras Santa Claus y todos los años tuvieras que entregar regalos, acaso no los entregarías así?

"A Gift to the Face"


"Comme un Poisson"

De nuevo viene Stamper, uno de los animadores que más me hace reír, con un excelente trabajo. Stamper es un aberrado sexual, es tan pervertido como buen animador. Todas sus animaciones tienen contenido o referencias sexuales obligadas, pero también hay que reconocer que están realizadas profesionalmente.

En esta ocasión, en una añoranza de los finales del siglo XIX francés, este depravado nos trae una escena en donde es menester notar el trabajo en Action Script (probablemente AS 3.0) del gran Mike (programador de la página). Es muy sutil, pero es genial. Mike programó las cuerdas de las marionetas de tal manera que siempre estuvieran fijas en el punto correspondiente, independientemente de los movimientos de los personajes. Al mismo tiempo, las mismas vibran de acuerdo a la intensidad de dicho movimiento. Un maldito genio.

Excelente arte, excelente edición de sonido, muy buena animación:

"Comme un Poisson"


"A Newgrounds Christmas"

Hace tiempo vi que Newgrounds buscaba gente para trabajar en su equipo. Quedé impresionado con los requisitos que pedían, porque requerían principalmente que los interesados gustaran de los videojuegos, de la camaradería, de las animaciones hechas para bromear, y luego, de último, que tuvieran conocimientos técnicos. ¡Que te paguen por eso es, sin duda, un paraíso para cualquier muchacho chico!

Y aunque puedo pensar que no era más que una estrategia de mercadeo, viendo animaciones como esta llego a confirmar que de verdad Newgrounds es una empresa atípica de gente joven. He aquí una animación de navidad, hecha con la colaboración de Egoraptor, Michael Swain y Jazza, con los personajes más populares de la página (sale Salad Fingers *.*):

"A Newgrounds Christmas"


ARTÍCULOS RELACIONADOS
Leer más »

viernes, 19 de febrero de 2010

PSICOLOGÍA DE UN DIOS

 
Como diría uno de los filósofos más agudos que ha existido: “Humano, demasiado humano”. Así reflexiona el que nos esculpió en arcilla:

- Ámenme sobre todas las cosas. Que sea éste el primer mandamiento.

- No cuestionarás mis designios, ni tengo que darte explicaciones respecto a ellos. Yo se lo que hago, mis procederes son misteriosos para los hombres. Además, intentar probar a tu Dios está prohibido.

- El sentido de la vida del hombre es alabarme y adorarme. Para eso es que nace.

- Soy el creador de todas las cosas, el Alfa y el Omega, el Principio y el Fin. Soy eterno y perfecto. Te conozco más que a ti mismo, veo a través de ti.

- Debes temerme. Si me temes, eres justo, y así ganarás el Reino de los Cielos. Si no me temes, vas al infierno.

- Yo soy la Verdad. No existen los relativismos.

- Cualquier persona que me cuestione es un falso profeta. Cualquier cosa que me contradiga es producto de la mentira y de la influencia del demonio.

- Nadie deberá atreverse a ser como yo.

- Yo soy el único Dios, el único. Y soy un Dios celoso. No toleró la existencia de otros falsos dioses.

- Los hombres gozan de libre albedrío, pero si no cumplen mis mandamientos irán al infierno.

- Los hombres gozan de libre albedrío, pero yo ya tengo un plan para cada uno de ellos, pues todo pasa como así lo quiero.

- Todos son iguales ante los ojos de Dios. Sin embargo, el Reino de Los Cielos está organizado en escalas jerárquicas, en donde yo, obviamente, estoy en la cima de la pirámide.

- Tu salvación no radica en el uso de la lógica, sino en la fe. Por eso los hombres y su falsa ciencia no son nada para mi.

- Todo esto lo hago por amor.

En honor a la verdad (como si la verdad necesitara de mis honores), y a pesar de estar fundamentado en un razonamiento moral, tengo el deber de citar esto: 

"¿Que los dioses quisieron eliminar el mal y no pudieron? Entonces los dioses serían impotentes, lo que contradice sus poderes sobrehumanos. ¿Que los dioses pudieron eliminar el mal y no quisieron? Entonces los dioses serían malvados, lo que contradice su bondad suma. ¿Qué los dioses ni quisieron ni pudieron? Entonces los dioses serían impotentes y malvados a la vez, lo que contradice sus poderes sobrehumanos y su bondad. ¿Que los dioses quisieron y pudieron? Si los dioses quieren y pueden acabar con el mal, ¿porque no lo eliminan?. ¿Para qué los llamamos dioses entonces?
No es verdaderamente impío el hombre que niega los dioses que la multitud venera, sino aquél que afirma de los dioses lo que la multitud cree de ellos."

Epicuro de Samos

Leer más »

jueves, 18 de febrero de 2010

DEVAES



La rebeldía convertida en una ideología se llama anarquía. Convertida en un símbolo, se morfea en la fotografía clásica del “Guerrillero Heroico” (la imagen típica del Che Guevara). Convertida en música, encontramos al punk. Pero refinada, saliendo de una crisálida y convertida en una suerte de inconformidad madura y respetuosa, podría llamarse Devaes.
Justificar a ambos lados
En primer lugar, hay que dejar sobre la mesa, explícitamente, que Devaes es una propuesta artística. Lo curioso de la misma es su carácter pragmático, puesto que a través de ella se busca un equilibrio de poderes entre los ciudadanos, las corporaciones y los gobiernos. Pronto se hace evidente que ante tal panorama se está hablando de consecuencias cuantitativas y tangibles. Oscar Wilde decía “todo arte es inútil”, opinión que, vale acotar, no es nada peyorativa (más bien se refiere al hecho de que el arte, por definición, no puede ser utilitario). Más aún, dicha opinión es compartida por algunos artistas que conozco. Sin embargo, desdeñe al arte o no, a Kelvin Huggins, creador de Devaes, no le interesará mucho.

Devaes es una idea compleja, ambiciosa y poderosa. Basándose en la Declaración de los Derechos Humanos y en la Declaración de los Derechos del Hombre como principios supremos, y usando como arma el espejismo del dinero fiduciario y la tecnología de la comunicación, Kelvin propone la creación de una gran nación virtual, con sus propios símbolos, su propia moneda y su propia bandera, que prescinde de gobernantes y militares. Se reconoce la soberanía de cada país, más sin embargo se les denomina como regiones, en donde las fronteras políticas se entienden como ilusorias y se supeditan a las diferencias culturales. En pocas palabras, en Devaes no hay países, hay culturas.

Cualquier persona puede ser ciudadano de Devaes siempre y cuando respete su código y colabore para con la misma, en la manera que desee, el tiempo que desee. Lo que se gana con participar en esto es poder, auditoría, respeto al individuo. Devaes anhela ser un contrapeso basado en el poder de cada individuo que balancee la voracidad de las corporaciones y la indiferencia de los gobiernos.

Un pensamiento inmediato en la mente de los más escépticos es la idea de utopía. Kelvin Huggins sostiene que no hay utopía en la concepción de Devaes, puesto que las herramientas para su ejecución existen. De hecho, la primera interfase virtual de Devaes ya está operacional, incluyendo el pasaporte y la ciudadanía.

Vaticino que Devaes tendrá enemigos y trabas, auguro que su propia ideología puede jugarle un revés, y existen probabilidades de que no funcione (aunque Kelvin esté seguro de lo contrario). Sin embargo, los invito cordialmente a participar, no solamente porque no se pierde nada, sino porque se gana bastante. El poder de uno en consonancia con el poder de muchos es la garantía de que esta propuesta artística tendrá raíces profundas. Kelvin cree en la potencialidad de la fe humana. Yo creo la potencialidad del egoísmo de todo ser vivo. Por eso, irónicamente, y a pesar de partir de perspectivas distintas, ambos confluimos en la factibilidad de Devaes.

Puedes obtener más información de Devaes a través de este enlace:

"Devaes en español"


ARTÍCULOS RELACIONADOS


Leer más »

lunes, 15 de febrero de 2010

Humor

Leer más »

PORKY'S: COSAS QUE NUNCA CAMBIAN


Anoche estaba viendo Porky’s con mis cuates. Tenía años sin verla, la última vez fue hace como una década más o menos, época en la que me emocionaba tener tres vellos en la barbilla, hacer combos en Mortal Kombat 3 y quizás anhelar tener una buena conversación con la chica más guapa del salón. Es una época hermosa, de erecciones estoicas, de hormonas volátiles y de lascivia incandescente, aunque uno es un pendejo in extremis.

Es particularmente simpática la sensación de cómo puedes ver una película desde otra perspectiva al madurar. Ésta vez, cuando me reía con las escenas calenturientas de Porky’s, podía apreciar también que, al estar la misma contextualizada en los Estados Unidos de 1950, reflejaba fielmente cómo se tenía que lidiar en aquella época ante las necesidades cachondas de un grupo de jóvenes de colegio. Los chicos espiaban a las chicas en los baños, morían por una cinta pornográfica (sí, una cinta, como las de las películas de retroproyector), comulgaban en picardías constantes y por supuesto, siempre quedaba un lugar de “acicalamiento” a la vuelta de la esquina para que mujeres hermosas (a veces no tanto) te hicieran “cariño”. Nada muy distinto a lo que pasa hoy.


Justamente, pensando en que no hay mucha diferencia en este tipo de eventos en cuanto a generaciones se refiere, reflexiono un poco acerca de la mía y de la que ahora me toca ver en tercera persona.


En mis años mozuelos, y habiendo crecido con padres que pudieron haber sido fácilmente mis abuelos, era impresionante cómo tenías que luchar para conseguir “material didáctico”. Siempre estaban los compañeros del colegio, que de alguna manera u otra accedían a revistas extranjeras (italianas o gringas) o a barajas de póker erótico. Las películas en Betamax eran un tesoro hermoso destinado a los héroes más afortunados, y con el advenimiento del VHS, el maná comenzó a caer del cielo.


Se respetaba bastante que un menor de edad no pudiera comprar una Playboy o una Penthouse, aunque siempre había por ahí un buen amigo con barba prominente que podía disimular bastante bien ser un joven adulto. O tal vez uno podía contar con la lujuria de los hermanos mayores (y con su descuido también), esperando a que se fueran de casa para hacer un allanamiento detectivesco en sus pertenencias, en búsqueda de alguna musa digna de “autogestión”.


Maravillosos recuerdos del arte de “sobar la marmota” revolotean en mi mente al lado de las madrugadas de RCTV. Para los eruditos en el tema, no se puede negar que pernoctar los fines de semana viendo este canal era la gloria celestial, aunque implicara convertirse en un soldado comando élite para poder hacerlo:


“Son las 23:35 horas. Cine para Adultos comenzará en 25 minutos. Misión Letargo Ficticio en proceso. Verificar que padre y madre duermen. Verificado, fase A lista. Llegar a la sala sin ser capturado. Fase B lista. Cerrar la puerta de la sala sin incrementar el ruido en más de 10 decibeles. Fase C lista. Encender el televisor y bajar instantáneamente el volumen.


La película dura típicamente dos horas, la cual es dividida en seis anuncios publicitarios, de cinco minutos cada uno aproximadamente. Esto significa que la duración neta de la película es de una hora y media, repartida en cinco bloques de dieciséis minutos. Si una escena lujuriosa comienza al minuto 10 de un bloque, por ejemplo, me quedan, como máximo, 6 minutos pajísticos antes de que llegue la publicidad. Bien.


…Rayos. Sólo se vio un par de tetas en toda la película”.


Como típicamente estas obras del séptimo arte las daban los domingos, el lunes inmediato, día lectivo en los colegios, se convertía en el momento idóneo de la semana para reír acerca de lo visto la noche anterior, contestar preguntas impertinentes como “¿te autodestruíste?”, verificar las ojeras de los amigos y dejarle la mano extendida a los sospechosos de las manualidades.


Muchos estarán de acuerdo con que una película emblema de esta clase de misiones fue Contacto en Dallas (The Dallas Conecction). Siempre la tendré en mis mejores recuerdos, y escribo esto mientras se me escapa una nostálgica lágrima.





Los otrora impedimentos para obtener artilugios audiovisuales de moral distraída ya no existen en la época de hoy. Las nuevas generaciones están al alcance del fetiche más oscuro o de la fantasía más retorcida con tan solo un “click”. El dios Internet provee todo lo que desees, en el momento que quieras, las veces que quieras. Y si a eso le sumamos el nefasto reggaeton, mis antiguos intentos pre-púberes de recostarle el “montículo del pitcher” a una damisela son en comparación, francamente, ridículos.


Os confieso que me asusta un poco cómo serán las próximas generaciones. No es una cuestión de volverse moralistas, más bien es una cuestión de ver hasta dónde llega la cosa. Los fetiches del ayer son las ridiculeces del hoy. Una minifalda a principios de siglo XX hubiera sido suficiente para hacer erupción en varios “Vesuvios entrepierneros”. Pero a la luz de hoy, no genera ni la mitad del morbo. Me atrevo a especular que en ocasiones el apetito a realizar lo que no se ha hecho es la semilla de muchos de los fetiches.


Mientras tanto, dejaré que el tiempo sea el que me impresione con las nuevas tendencias pornográficas. Por lo pronto, pretendo ir en unos días a un local de chicas cariñosas (con fines científicos claro está, ¡es un local nuevo!), con mujeres mucho más bonitas que las meretrices de Porky’s y mucho más mujeres que la chica más guapa del salón. Después de todo, hay cosas que no han cambiando ni cambiarán nunca; ni en 1950, ni en 1980, ni en 2010.



ARTÍCULOS RELACIONADOS



Leer más »
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...