martes, 9 de febrero de 2010

"SOY MARAVILLOSA"




Alma tribulada, que siendo así, no se sabe si es por consecuencia o por causa. Acusa a la taquicardia cuando ella es la taquicardia misma. Veloz y estocástica. Pareciera no pensar antes de actuar, no por impulsiva, sino más bien porque su hacer es el destello inmediato que enceguese cuando el rayo del meditar ya ha tocado el suelo. Buscando encapsularla en palabras le consigo una a la medida: colibrí. Así le digo con sorna.


Rápida, híperquinética, dinámica y cinética. ¿Sospechará alguna vez que la he convertido en un símil de la mecánica clásica? Me miraría con fingida decepción y me daría la espalda, es verdad, pero esa es sólo la mitad de un rito tácito. Porque faltaría entonces que mis brazos la rodeen y la halen a mi, que mi nariz se inmiscuya en su cuello y que mi mirada se preste atenta a sus mejillas. Cuando éstas se mueven, es que ha sonreído. Mi beso tiene así una clara autorización para aterrizar en una de ellas.


Tan llena de vida que vive más de lo que debe. Es un sol que no se apaga cuando se sumerge en el océano, sino que lo evapora. Se jacta de ello y lo dice en tono de mofa, quizás para detenerse, quizás para enorgullecerse. Pero a mi no me tima, porque bien se que todo sol tiene su luna y que todo fuego tiene su agua. Por eso le encanta mi pecho lento y oscilante, esa barca en un lago, para reposar ahí su cabeza, cerrar sus ojos y escuchar en mis latidos una melodía del letargo.


Y este opuesto suyo le perturba y le hace sonreír, la deja inconforme pero le agradece, puesto que ¿quién es capaz de caminar sobre lava si no cuenta con pies de hielo? ¿Pero quién le hace honores al brillo al vestir con túnicas negras?


A todas estas, con semejante amalgama, la cohesión es un hecho que hasta colinda con la confusión. E hilarante confieso que en su boca apuro la mía mientras que sus cariños se dilatan en mi cuerpo. Así nos volvemos uno, en intensidad, en estado bruto, como extrapolación de nuestra convivencia holgada, como representación lasciva del cenit de nuestra sinceridad. Somos las partes que, luego de limpiar sus prejuicios con bruza, se untan eficazmente.


“Soy maravillosa” me dice refulgente, y yo le creo, sin siquiera musitar, pero sonriendo.


13 comentarios:

  1. Mi amor, lo vuelvo a leer y me encantó de nuevo. Las cosas no han cambiado (de lo que describes), sólo que ya no soy tan veloz... Sigo siendo maravillosa, siempre, y te amo muchísimo más que nunca.

    ResponderEliminar
  2. nice blog...
    this blog is very important for me ... thank you ...

    ResponderEliminar
  3. hi ... your blog is best of the best, i think ...

    ResponderEliminar
  4. nice post .. and great ,,, i really like this ..

    ResponderEliminar
  5. mantap banget den informasi nya luar biasa,,,,,,,,

    ResponderEliminar
  6. nice post..... your blog is very good .. :p

    ResponderEliminar

Dejad vuestro comentario libremente:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...